Preludio

Vuestras palabras me duelen
y vuestros gestos me estorban,
no necesito guardianes
ni tampoco vuestras ropas,
quiero dialogar conmigo
y estar un momento a solas,
no necesito grilletes
ni tampoco las esposas
que me sujeten las manos
a vuestras mentes de sombras,
quiero romper la dureza
de vuestras sutiles rocas
y mostrar mi cuerpo entero
desnudo en espesas horas.
A veces somos vulgares,
quiero morir sin memoria
aunque seamos vulgares,
yo soy vulgar a mi forma.
JAGG

0 comentarios:

Publicar un comentario